administracion@axerconsulting.es 606 048 308 Linkedin Facebook
AXER CAPITAL CONSULTING | Asesoría de empresas

¿Qué tipo de retención tengo que aplicar en mi factura siendo Autónomo?

05 julio, 2022

A la hora de emitir una factura los autónomos tienen que incluir en ella el IVA y en algunos casos se debe aplicar la retención del IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas) que es del 15%. Sin embargo, las personas que se han dado de alta como autónomo pueden disfrutar de una retención al 7% durante los primeros dos años siempre que se cumplan una serie de condiciones.

Retención IRPF

El IRPF es la retención en las facturas que se debe aplicar siempre que sean emitidas a otro autónomo o una empresa. No se aplica nunca la retención cuando la factura es un cliente particular, como tampoco cuando se trata de una factura intracomunitaria

La retención que se debe aplicar es del 15%, que es el IRPF general, salvo en los siguientes casos: avicultura y engorde porcino, al 1%, y actividades forestales, agrícolas y ganaderas en general, al 2%, determinadas actividades empresariales en Estimación Objetiva, al 1%, determinadas actividades profesionales (mediadores de seguros, recaudadores municipales…), al 7%, cesión de imagen, al 24%.

Los autónomos que apliquen el tipo general podrán presentar una reducción de su retención durante el año en el que se encuentre dado de alta como autónomo por primera vez, y los dos años completos restantes.

Para poder disfrutar de la retención al 7% es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • No haber estado dado de alta como autónomo durante el año anterior.
  • Se debe comunicar a los clientes que estás acogido a la retención al 7%.

Esta reducción del IRPF no es obligatoria. De hecho, no en todos los casos puede que merezca la pena, es posible que si tus ingresos son altos no sea muy recomendable que te acojas a esta reducción.

¿Merece la pena?

Para saber si realmente te merece la pena o no lo primero que hay que saber es que este IRPF reducido no es una bonificación, sino que es una reducción del dinero que tienes que adelantar a Hacienda por tus rentas.

Por lo que merecerá la pena para aquellos autónomos que acaban de comenzar a trabajar y que, al no tener demasiados ingresos durante estos primeros pasos, la reducción de IRPF les supone una mayor liquidez.

Ahora bien, si estás facturando importes elevados y solo has adelantado a Hacienda el 7%, te llevarás una sorpresa a la hora de a la hora de hacer la declaración de la renta porque, claro está, al haber adelantado poco dinero a la AEAT, el pago será mucho mayor.

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso que hacemos de estas. Más información