¿Sabías que existe una tarifa plana para autónomos en 2020 que permite reducir la cuota mensual? Así es, en 2013 se implantó esta medida con el objetivo de fomentar el autoempleo y ayudar al trabajador por cuenta propia.

Sin embargo, ha sido objeto de diversas controversias y fue acrecentada en 2019 al ampliarse el primer tramo de la bonificación para nuevos autónomos de 6 meses a un año.

Es por esto que, en la entrada de hoy, te explicamos de manera actualizada todo lo que necesitas saber sobre la tarifa plana para autónomos en 2020: el proceso, requisitos, cuantías y algunos cambios.

Pero empecemos por el principio…

¿Qué es la tarifa plana para autónomos?

Se trata de un pago mensual de 60€, en lugar de los 286,15€ de cuota mínima habitual, a la Seguridad Social.

En un primer momento solo se aplicaba a menores de 30 años pero, actualmente, incluye a todo el colectivo de autónomos.

En un principio cubre el primer año del pago de cuotas pero, para aquellas nuevas autónomas empadronadas en municipios de menos de 5.000 habitantes, se amplía a 2 años.

¿Cómo se solicita?

El proceso es sencillo: si estás pensando en darte de alta como autónomo, simplemente tendrías que solicitarla en la Seguridad Social en el momento de la inscripción.

Requisitos de la tarifa plana para autónomos en 2020

Esta tarifa plana se rige por el Real Decreto Ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo.

Debes saber que ha pasado por varias modificaciones, por lo que, los requisitos de la tarifa plana de autónomos en 2020 es únicamente el siguiente:

No haber estado de alta como autónomo en los últimos 2 años (3 si se ha disfrutado previamente de esta bonificación). En el caso de ser autónomo colaborador, el plazo se amplía a 5 años.

Sin embargo, es la Tesorería General la que, según su criterio, concede la tarifa plana, por lo que se añaden dos requisitos:

No ser administrador de una sociedad mercantil.

No ser autónomo colaborador.

En caso de que se trabaje de manera simultánea por cuenta propia y ajena, existen unas bonificaciones del 50% de la cuota de autónomos, por lo que el trabajador podrá elegir entre dicha reducción en la base de la cotización o la tarifa plana.

De esta manera, la tarifa plana para autónomos en 2020 es una ayuda de la que gran parte del colectivo se puede beneficiar en sus comienzos.

Cuantía de la tarifa plana para autónomos en 2020

Las reducciones sobre la base y el tipo mínimo de cotización se establecen en tres tramos:

Primeros 12 meses: 60€ de la cuota mínima por contingencias comunes o un 80% de bonificación sobre la base mínima en caso de cotizar por bases superiores a la mínima establecida (944,40€). 

Meses 12-18: 50% de reducción de la cuota mínima por contingencias comunes. La cuota es de 141,65€ mensuales. 

Meses 18-24: 30% de reducción de la cuota mínima por contingencias comunes, por lo que la cuota es de 198,31€. 

Meses 24-36: 30% de bonificación de la cuota mínima por contingencias comunes únicamente para nuevos autónomos menores de 30 años y autónomas menores de 35 años. La cuota asciende a 198,31€. 

La tarifa plana de 60€ incluiría contingencias comunes (51,50€) y profesionales (8,50€), pero no valora el cese de actividad y la formación.

Como habrás visto, la tarifa plana para autónomos en 2020 es una medida de gran ayuda para nuevos trabajadores por cuenta propia y, sin duda, si estás pensando en darte de alta, debes tenerla en cuenta.

Sin embargo, si estás empezando, contar con ayuda de un profesional siempre es positivo. Si es este tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo y gestionaremos todo el proceso.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *