administracion@axerconsulting.es 606 048 308 Linkedin logo Facebook logo
AXER CAPITAL CONSULTING | Asesoría de empresas

El Domicilio Social y Fiscal de una empresa: Diferencias y Consideraciones

15 febrero, 2024

El domicilio social y fiscal de una sociedad son dos conceptos fundamentales en el ámbito empresarial que suelen generar confusión debido a su similitud, pero que en realidad tienen significados y funciones diferentes. Es crucial comprender estas distinciones para garantizar el cumplimiento de las obligaciones legales y fiscales de una empresa.

¿Qué es el domicilio social?

El domicilio social de una sociedad es la dirección física donde se establece su sede principal y donde se llevan a cabo sus actividades administrativas, de gestión y de representación legal. Es el lugar designado por la empresa para recibir notificaciones legales, correspondencia oficial y comunicaciones de terceros. El domicilio social es una información pública y debe estar registrada en el registro mercantil correspondiente al territorio donde opera la sociedad.

El domicilio social puede no coincidir necesariamente con el lugar donde se desarrolla la actividad económica de la empresa. Por ejemplo, una empresa puede tener su domicilio social en una ciudad específica, pero sus operaciones pueden llevarse a cabo en distintas localidades o incluso en diferentes países.

¿Qué es el domicilio fiscal?

El domicilio fiscal es el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria.

Es la dirección a la que se dirigen las comunicaciones y notificaciones relacionadas con impuestos, declaraciones fiscales, inspecciones tributarias y otros asuntos fiscales.

Diferencias entre el domicilio social y fiscal

  • Propósito: El domicilio social se utiliza principalmente para asuntos administrativos y legales, donde se celebran las juntas de accionistas (salvo mención contraria en estatutos). El domicilio fiscal se utiliza para cuestionesrelacionadas con las obligaciones fiscales, indica el lugar donde se presentarán las declaraciones de impuestos y donde se recibirán las notificaciones de estos.
  • Registro: El domicilio social debe estar registrado en el registro mercantil correspondiente, mientras que el domicilio fiscal se notifica en la Agencia Tributaria.
  • Cambios: El cambio de domicilio social generalmente requiere la modificación de los estatutos sociales y puede requerir la aprobación de los accionistas, será necesario pasar por Notaría por lo que tendrá un coste. Sin embargo, el cambio de domicilio fiscal se notifica a la Agencia Tributaria mediante la presentación del modelo 036/037 sin coste.

En conclusión, el domicilio social y fiscal son dos conceptos distintos pero relacionados y que pueden no coincidir. Es importante considerarlo para planificar cómo mantendremos nuestras relaciones con terceros, especialmente con la Administración, y comprender las consecuencias de nuestras decisiones en este ámbito.

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso que hacemos de estas. Más información