administracion@axerconsulting.es 606 048 308 Linkedin logo Facebook logo
AXER CAPITAL CONSULTING | Asesoría de empresas

Digitalización de la empresa: pasos y claves

11 noviembre, 2019

Con la aparición y expansión de las nuevas tecnologías, la digitalización de la empresa, ya sea grande, pyme o autónomo, se ha convertido en una obligación.

El número de usuarios con acceso a Internet no para de crecer y, gracias a la mejora de la telefonía inteligente, un gran porcentaje realiza sus búsquedas a través de los móviles.

Así, teniendo en cuenta el entorno agresivamente competitivo, estar presente en el mundo digital es indispensable: tú puedes decidir no estar en la red, pero tus mayores competidores sí estarán.

De esta manera, se entiende que la digitalización de la empresa supone una ventaja competitiva, ya que mejora la calidad de los servicios. Pero ¿sabes cómo comenzar este proceso de manera efectiva? A continuación compartimos las fases y claves que debes seguir.

Primeros pasos: análisis de la situación

La primera consideración es que no existe un único modelo de digitalización de la empresa. Según el sector, los objetivos y el target, el sistema a seguir puede variar. Piensa: ¿participará en las redes sociales de igual manera una tienda de ropa que un bufete de abogados? No tendría mucho sentido, ¿no?

Por lo tanto, el primer paso es realizar un análisis del negocio y de la realidad de su entorno.

Diferenciación: ¿qué te diferencia de la competencia? ¿Qué aportas de manera adicional? ¿Qué fortalezas presentas? ¿Qué aspectos querrías remarcar y potenciar en Internet?

Entorno: ¿la digitalización está muy incorporada en tu sector empresarial? ¿Tus competidores ya han realizado este proceso? ¿Cómo han incorporado estos recursos? ¿Qué opciones existen?

Nivel: ¿qué nivel de digitalización de la pyme quieres alcanzar? ¿Vas a crear una web para llegar a un público mayor? ¿Quieres comercializar tus productos o servicios a través de Internet? ¿Quieres incorporar estos procesos a todos tus niveles de actividad?

Recuerda que es aconsejable avanzar lentamente para alcanzar unos mejores resultados. Además, esto permitirá conocer lo que funciona y lo que no.

Claves para la digitalización de la empresa

Una vez realizado el análisis, habrá que trazar un plan que refleje los objetivos y las estrategias que se llevarán a cabo para alcanzarlos. Además, se han de fijar indicadores que midan el rendimiento para poder controlar y evaluar los resultados.

Algunas de las primeras claves, según las tendencias del entorno, que debes considerar son las siguientes.

Incorporar espacios digitales que faciliten las labores de los empleados y permitan una mayor flexibilidad. Con las tecnologías actuales, es mucho más fácil trabajar desde diversos puntos sin necesidad de una presencia física. Aprovéchalo, ya que influirá directamente en la motivación y la productividad.

Invertir en tecnología actualizada para centrarse en los resultados a largo plazo. No lo veas como un gasto.

Invertir en formación del equipo de profesionales para mejorar su actuación y su consecuente productividad.

Estudiar y establecer un CRM (Customer Relationship Management), ya que uno de los principales beneficios de la digitalización es la posibilidad de mejorar la relación con el cliente.

Aprovechar recursos como el Big Data, que permitirá implementar la publicidad programática y mejorar las técnicas de marketing online.

Claves para la digitalización de la empresa

Dentro de la digitalización de la empresa como tal (sus procesos y actividades), también puedes añadir la presencia online.

Internet permite llegar a un público mayor, pero hay que tener en cuenta que existe una gran variedad de recursos. Así, la elección dependerá de los objetivos y estrategias.

Redes sociales: son un recurso muy eficaz para la difusión y expansión, pero debes estudiar dónde está tu target principal y cómo has de dirigirte a él.

Además, para captar su atención, debes generar contenido de valor de manera constante y cuantificar el impacto (impresiones, clicks, etc.).

Blogs: son útiles cuando hay gran cantidad de contenido que compartir, pero debe actualizarse regularmente y conlleva cierto esfuerzo.

Chatbots: mejoran la eficacia de la atención al cliente y, por tanto, la relación con el público. Así, son perfectos para optimizar la experiencia del usuario en la web.

Apps: el teléfono móvil es el dispositivo más usado actualmente, por lo que las apps te acercan al usuario y generan gran cantidad de información (data) útil.

Intranet: es una herramienta útil a nivel interno.

Marketplaces: si tu pyme se dedica al comercio, considerar el e-commerce es vital. Recuerda que la venta por Internet reduce los costes, mejora la imagen (la empresa se percibirá actual y relevante) y aumenta el nivel de ingresos.

Para más información, este artículo presenta un análisis sobre la importancia de contar con una web de venta online.

Inteligencia artificial: esta no siempre es necesaria, pero el uso de logaritmos mejora la personalización del servicio.

La nube: facilita el trabajo cooperativo y permite una mayor movilidad. Es de gran utilidad a nivel interno.

Finalmente, hay que destacar la importancia de contar con unos recursos de elevada accesibilidad y adaptabilidad, que cualquier usuario pueda utilizarlos de manera eficaz y rápida desde cualquier dispositivo.

Esto, a su vez, mejorará la "experiencia usuario", algo indispensable en la relación con el cliente.


En definitiva, la digitalización de la empresa es un proceso que, si no se ha comenzado aún, debe ser puesto en marcha cuanto antes. El aprovechar estos recursos es indispensable para formar un negocio competitivo y con posibilidad de desarrollo.

Si tienes alguna duda en la digitalización respecto a áreas fiscales, laborales o de gestión, puedes contactar con nuestro equipo de profesionales y encontraremos soluciones actualizadas al entorno actual.

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso que hacemos de estas. Más información