administracion@axerconsulting.es 606 048 308 Linkedin logo Facebook logo
AXER CAPITAL CONSULTING | Asesoría de empresas

El asiento de cierre contable

19 noviembre, 2019

Estando ya en noviembre, se acerca el cierre del ejercicio fiscal y, por tanto, la necesidad de los empresarios de realizar un asiento de cierre contable.

Para empezar, el cierre contable consiste en cerrar y analizar las cuentas para tener conocimiento de su estado. Por norma general, data del 31 de diciembre del año y se establece un plazo de 6 meses para presentar las cuentas a Hacienda.

Por esto, como la fiscalidad cobra especialidad importancia y aumenta la presión por obtener resultados positivos, a continuación os dejamos los pasos y consejos que has de seguir para no cometer ningún error.

Pasos para el asiento de cierre contable

Para realizar el cierre contable correctamente, lo primero es definir el balance de comprobación de suma y saldos. Para este debes comprobar que los datos contables coinciden con los hechos económicos descritos en el Libro Diario, es decir, con las transacciones anotadas en los asientos.

Después debes revisar el cuadro de cuentas del Plan General Contable. En este se deben encontrar todos los elementos contables de la empresa: activo, pasivo, capital o patrimonio, gastos e ingresos.

Lo ideal es que no existan errores en las diferentes partes de dichos elementos (acreedores, deudores, financiación, gastos e ingresos, compras y ventas, etc.). En este caso, se podría continuar con el siguiente paso.

Posteriormente se procede a la reclasificación de deudas y créditos, agrupando aquellos pendientes de cobro que habrá que considerar en el siguiente ejercicio contable.

También se realiza un recuento de existencias. Aquellas no consumidas deben cuadrar con las existencias totales de la organización.

También es vital realizar un ajuste por periodificación. A través de este se regularizan ingresos y gastos aplicando el principio de devengo (no importa cuándo se haya cobrado o pagado). De esta manera, los gastos como los ingresos anticipados, formarán parte del ejercicio contable al que hagan referencia.

Ya cerca del fin del proceso, se valoran tanto las amortizaciones como el inmovilizado material.

Finalmente, para terminar con el asiento de cierre contable, se realiza el cierre de los libros contables. Para esto se ha de afrontar el cierre del libro de inventarios, de las cuentas anuales y del libro de registro de facturas o registro contable.


Como consejo, es recomendable llevar la contabilidad del negocio de manera actualizada. En caso contrario, el trabajo acumulado para el fin del ejercicio puede resultar abrumador.

De cualquier manera, se trata de un trabajo arduo por lo que, si quieres evitar errores, es conveniente contar con especialistas en los que poder delegar la tarea.

Por lo tanto, si tienes problemas o buscas ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales sin ningún compromiso.

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Si continuas navegando consideramos que aceptas el uso que hacemos de estas. Más información